¿Por qué tu mente no te hace feliz?

¿Tu mente te domina? ¿Piensas en algo y entras en un espiral de pensamientos angustiosos? Una mente llena o angustiada obviamente no te puede hacer feliz, si no la tranquilizas te dominará y cogerá el timón de tu vida.

Además de eso ¿Sabes por qué tu mente no te hace feliz? Porque ese no es su propósito.

El propósito de la mente no es hacerte feliz, darte alas y que vueles. No. El propósito de la mente es mantenerte a salvo, es que estés bien, calentito, encerradito y seguro.

Es que te aferres a lo malo conocido.

Así que cuando te enfrentas a cualquier nuevo desafío u obstáculo la mente te va a decir:

-¿Pero dónde vas?

-¿Quién te piensas que eres? ¿Superman?

-Esto no es para ti

-Olvídalo

-No vales para probar cosas nuevas

-Quizás es mejor no hacer nada

-Tenías que haberte estado tranquilo

-Pero donde te has metido

-Estabas equivocada

-Quién te manda a ti…

Porque estas saliendo de tu zona de confort. Y oh oh la mente lo ve como una amenaza.

Has salido de ese estado de letargia tan tranquilo, te en el que estabas y la mente se siente expuesta, entra en estado de alerta y ve peligros por todas partes.

¿Y sabes cómo funciona tu mente naturalmente?

Pues funciona en piloto automático, funciona desde tu subconsciente. Todo está perfectamente diseñado para ahorrar tiempo y energía a tu mente consciente así que la mayoría de los pensamientos y decisiones que tomas vienen de ahí.

Si, de algo que ni te das cuenta ni estás controlando. La mente funciona sola, es tan chula que va por libre. ¿Y de dónde vienen esos pensamientos y decisiones que tomas? Pues de un conjunto de factores: tus creencias, valores, actitudes, experiencias, aptitudes y de la influencia de tu entorno. Y si no eres consciente de ellos puede que tengas algún desajuste, conflicto o que sientas que actúas en contra de ti mismo. Por ejemplo, si buscas trabajo pero en el fondo crees que es muy difícil encontrar puede que nunca consigas el trabajo que deseas. Vivirás lo que piensas, lo que tengas arraigado en tu interior, eso que en el fondo del fondo del todo piensas.

Y antes de darte cuenta estarás lleno de pensamientos de ese tipo: “No soy capaz de encontrar un trabajo decente”, “No me pasa nada bueno”, “Será que no me lo merezco”, “No se puede ganar más dinero”, “Es muy difícil encontrar un buen trabajo” porque en el fondo eso es lo que piensas.

Por eso tu mente no te hace feliz porque si no te das cuenta manifestarás naturalmente tus creencias más limitantes y tus miedos.

Porque si en el fondo crees que ello, sin querer pensarás en ello, repetirás esos pensamientos y te lo creerás más todavía.  Pero tranquilo, tiene solución, la mente se puede entrenar

¿Cómo usar tu mente a tu favor?

El primer paso es tomar consciencia de cómo funciona la mente y si lo que piensas es tuyo.La mente va por libre y para dirigirla hay que tomar las riendas. Tienes que entender que la mente se aferra a lo peor porque quiere protegerte. Ella es como esos padres súper protectores que con tal de advertirte y protegerte te dibujan el peor escenario posible incluso antes de que salgas de casa.

Lo que te puede hacer sentir muy mal porque si la dejas y no la sabes controlar a saber… dónde va a parar. Ella solita produce al día alrededor de 70.000 pensamientos y la mayoría son negativos, repetitivos y del pasado. Por eso es importante liberarte de los que puedas, tomar consciencia y empezar a guiar la mente hacia donde tú quieres.

Cuestiona tus creencias y su origen: ¿Son tuyas, de tu familia o de la sociedad? ¿Todos lo que están alrededor tuyo piensan de la misma forma? Si es así analízalo con consciencia. Normalmente eres la media de las personas con las que pasas el tiempo y es probable que pienses de la misma forma que ellas. ¿Estás siguiendo lo que piensan o está pensando por ti mismo?

Date cuenta de que ves el mundo con tus gafas, que no son más que ese conjunto de creencias, experiencia, entorno, etc que hablábamos antes. No ves las cosas como son, ves las cosas cómo eres.

Por ejemplo en el caso de la creencia anterior del trabajo, una vez que sabes cómo funciona tu mente la clave del cambio estaría en cambiar tus creencias. Hay que cambiar esa creencia con nuevos pensamientos que la derriben y la echen por tierra. para que dentro de un tiempo, puedas estar pensando de otra forma y viviendo de otra forma.

¿Cómo invertir el pensamiento?

  • -Tomar consciencia de la creencia que no nos deja avanzar
  • -Empezar a pensar al revés. Si no fuera verdad o si fuera al contrario, ¿Cómo seria y que pensarías acerca de ello?
  • -Pensar en argumentos que refuercen esta nueva verdad
  • -Empezar a integrar esta nueva creencia en tu vida a través del lenguaje, del pensamiento repetitivo (pero ahora del revés) y de la acción
  • Por ejemplo, podría ser:
  • -«Si Menganito ha podido, ¿Por qué yo no»
  • -«Puede ser cuestión de buscar mejor»
  • -«Si tengo un bueno currículum tengo muchas más posibilidades»
  • -«Voy a hablar con toda la gente que pueda»
  • -«Diseñaré una estrategia para acercarme al trabajo que quiero»
  • -«Esto es lo que quiero, soy capaz y me lo merezco»
  • -Y hay muchas formas más: estar con energía, mantenerte sano, hacer deporte, estar activo, rodearte de personas que te aportan y creen en ti.

Todo eso ayudará a usar tu mente de la mejor forma. Sí te gustaría saber más acerca de cómo cambiar tus creencias te recomiendo esta fórmula, muy eficaz y completa. ¿Te ha gustado saber cómo funciona tu mente? Creo que es algo muy básico pero muy importante para entender cómo funcionamos, cómo actuamos y cómo vivimos.

Hábitos para mejorar tu desarrollo personal.

Si queremos lograr el éxito en nuestra vida, es importante tener una vida equilibrada y tengamos la confianza suficiente como para apostar en nosotros mismos. Crecer es parte del ciclo de la vida, pero a veces nos estancamos y avanzar se vuelve un reto todos los días. Por ende, nuestros logros cada vez son menos y más difíciles de alcanzar.

El desarrollo personal se relaciona de primera mano con nuestro estado positivo y nuestro éxito. Si quieres ser capaz de mejorar en la vida, debes mejorar en este aspecto primero. Luego, todo lo demás vendrá por sí solo.

Si quieres comenzar a mejorar tu desarrollo personal, empieza por cambiar tus hábitos e incluye otros que sin duda alguna de ayudarán con ello.

A continuación, te comparto algunos hábitos que aplico día tras día.

Establécete metas y objetivos siempre

A veces creemos que no logramos algo cuando en realidad ni siquiera establecimos hacerlo en algún momento. El mayor error que cometemos es creer que con sólo pensarlo, vamos a conseguirlo o al menos dar pasos cortos para alcanzarlo. Si realmente quieres alcanzar un objetivo o una meta, asegúrate de establecerla de manera firme.

Es bueno plasmarlas en papel para que las sientas más tangibles y una mayor responsabilidad en comenzar a trabajar en ellas. No tienen que ser metas a largo plazo. De hecho, lo mejor es enfocare primero en aquellas a corto o mediano plazo.

Cuando te propones metas que son más fáciles de alcanzar y en un lapso de tiempo menor, serás más positivo e irás mejorando tu desarrollo de a poco. Recuerda, tu desarrollo personal está relacionado con tus logros porque al alcanzarlos te ayuda a mantener una visión positiva.

Tómate un par de minutos diariamente y agarra papel y lápiz. Anota todas aquellas metas y logros que quieras alcanzar y asegúrate de repasarlas diariamente, eso sí, también haz algo en pro todos los días para poder alcanzarlas.

Cambia tu actitud. No te lamentes

Entiendo perfectamente que mantenerse positivo y con buenos ánimos es difícil cuando pasamos por una situación complicada. Sin embargo, cuando estamos pasando por un mal momento es cuando debemos ser aún más positivos ante la vida.

Lamentarte y preguntarte, «¿por qué me pasa esto a mí?», no te servirá de nada. Bueno, sí harán algo, estancarte y evitar que puedas seguir avanzando. El motivo principal para trabajar y mejorar tu desarrollo personal es poder continuar y avanzar en la vida.

Si te quedas estancado en un solo sitio por «x» razón, nunca podrás avanzar hacia algo mejor. Por ello, ve tus problemas con otra cara y no te lamentes por ellos. Cuando pasamos por momentos difíciles, estos son una gran oportunidad para aprender y mejorar. Es normal enfrascarte en pensamientos negativos, pero lo que te hará salir del problema y crecer como persona será la actitud positiva que adoptes ante ellos.

Trabaja en tu actitud.

Uno de los secretos para mirar los problemas con otra cara es trabajar en tu fortaleza mental e intentar pensar en positivo todo el tiempo.

En Master Coach 180 tenemos la certificación de Coaching Profesional que te ayudará a trabajar y mejorar tus fortalezas mentales.

No dejes para mañana lo que puedes hacer hoy

si tuviera que enumerar la cantidad de cosas que nunca he hecho por decir siempre «mañana lo hago», la lista sería interminable. Estoy segura que lo mismo te ocurre a ti. Es común en nosotros dejar para mañana u otro día lo que podemos hacer hoy, justo ahora, y eso es lo que está condenando de a poco nuestro desarrollo personal.

Si queremos avanzar, siempre debemos estar activos, hacer cosas diariamente. Probablemente estarás pensando, «pero María, siempre lo hago al día siguiente, tal como dije». Pues, eso es mentira, e incluso si no lo es, igualmente estás dando pasos hacia atrás.

El posponer las cosas que debes hacer provoca que retrocedas constantemente. Por ejemplo, las personas que dicen que mañana comienzan el gimnasio están perdiendo un día de entrenamiento, uno muy valioso que pudieron aprovechar al máximo.

Lo mismo ocurre con cualquier otra cosa que no hagas hoy y dejes para después. Este es un hábito horrendo, que debes cambiar lo más pronto posible. Así que desde ya vas a comenzar a hacer todo lo que te propusiste para mañana, ¿qué te detiene de hacerlo hoy?

Siempre hay fuerzas mayores de algunas ocasiones, pero son muy pocas las veces que esto ocurre. Comienza a hacer todo hoy y verás cómo día tras día también te motivas a seguir avanzando. Si quieres mejorar, debes trabajar todos los días en pro a ello.

Comienza de a poco

Al momento de crear hábitos pensamos que es simple ir a por todo, de 0 a 100 en un día. La mayoría de las personas se frustran desde el inicio porque se proponen hacer cosas, en especial cuando se trata de crear hábitos, de un momento a otro. Siguiendo el ejemplo del gimnasio o hacer ejercicio en sí, más del 50% que se propone comenzar termina abandonando en menos de un mes.

¿Por qué ocurre esto?

Porque quieren alcanzar resultados de años o meses en un par de días. Además, tampoco tienen en mente que para crear un hábito deben comenzar de a poco.

Lo que quiero decir con esto es que no debes presionarte demasiado en crearlos en el momento. Ve de a poco. Iniciar siempre será más difícil que continuar. El secreto es crear hábitos pequeños que se vayan sumando con el tiempo. Esto además de un hábito en sí, es un consejo que quiero dejarte porque sé que lo necesitarás muchísimo. Así que ve de a poco. Tómate tu tiempo subiendo las escaleras hacia tu desarrollo personal.

Haz pequeñas cosas para mejorar tu autoestima y confianza

Sea lo que te propongas hacer en esta vida, como, por ejemplo, mejorar tu desarrollo personal, tu autoestima y confianza siempre jugarán un papel importante. Por ende, es importante que crees un hábito de hacer algo todos los días que aumente tu autoestima.

Este probablemente sea el hábito más difícil de crear. La autoestima y confianza en uno mismo es un tema delicado y en el que todos queremos mejorar. Hay muchas cosas que dejamos de hacer por no tener la autoestima suficiente.

Sin embargo, aumentarla no es algo sencillo. Pero tampoco es imposible. Para mejorar tu autoestima y aumentar tu confianza puedes realizar varias cosas. Una de mis favoritas es anotar todo lo que amo sobre mí misma, incluso cuando a veces es difícil pensar en qué cosas me gustan. También me encanta motivarme y leer algunas frases para fomentar un poco mi autoestima.

Tú también puedes hacer todo esto y más.

¿Por qué es tan importante la transformación personal?


¿Qué es la transformación personal, por qué es tan importante, cómo te cambia la vida y cómo puedes empezar a practicarlo? La transformación personal, también conocido como crecimiento personal, es un proceso que te permite adquirir nuevos pensamientos, actitudes y acciones, potenciar tu consciencia e identidad y desarrollar tu talento y habilidades. En resumen, mejorar tu calidad de vida y alcanzar tus sueños desde dentro, conociéndote y sabiendo quién eres y cómo puedes crecer.

Nuevas acciones que vienen de nuevos pensamientos

  • Si piensas lo mismo de siempre tendrás los mismos resultados de siempre, es como si nuestro «ordenador» mental no se actualizara.
  • Si empiezas a pensar de otra forma y abres la mente a otras perspectivas, empiezas a actuar de otra forma, nuevos pensamientos llevan a nuevos programas, a un nuevo «programa» en tu mente, en tu «ordenador» y es ahí donde puedes hacer verdaderos cambios.
  • Es que una vez que incorporas un nuevo pensamiento (y un nuevo programa en tu ordenador) puedes sorprenderte por alguna nueva acción que has hecho sin esfuerzo.
  • Nuevos pensamientos llevan a nuevas acciones que llevan a nuevos resultados. Si cambias tu forma de ver el mundo, el mundo cambiará de forma. Si tu cambias, todo cambia.

El mundo está en constante cambio.

En este escenario, ¿Qué pasa si sigues con los mismos pensamientos de siempre? Pues que probablemente no estás acompañando al cambio, que te va a costar más adaptarte.

Toma de consciencia


La transformación personal te permite ser consciente de ti mismo, de tu ser y de la vida de otros seres.
Si consigues estar presente y frenar los pensamientos acelerados de tu mente, te das cuenta de lo valiosa que es tu vida y de lo grande que es tu ser, te valoras tanto que pasas por increíbles procesos de aceptación, y gratitud, justo lo que te sugiero en este libro de regalo. Te valoras tanto que tu vida tiene mucho sentido solamente por el hecho de estar vivo.


Identidad


¿Alguna vez has sentido que no eres quién has venido a ser? ¿Qué por no conocerte has ido por la vida dando vueltas como un pollo sin cabeza y todavía no has encontrado tu camino? Pues con la transformación personal ¡eso se acaba!
Cuanto más te conoces más actúas en consecuencia, mejor decides lo que quieres para ti y para tu vida, más te quieres y más claridad obtienes. Descubres cuáles son tus valores y empiezas a actuar según los mismos, empiezas a ser coherente.

Talento


La transformación personal te permite descubrir tus talentos. Hoy en día mucha gente sufre porque no los encuentra. ¡Normal! Hemos sido educados todos de la misma manera y, en general, nos han educado de forma a ignorar o reprimir nuestros talentos, por lo que muchos de ellos han sido perdidos u olvidados. Cuando descubres talentos que no podías ver antes tienes ante ti un nuevo mundo de posibilidades.

En nuestra certificación de Coaching Profesional aprenderás a descubrir tus talentos y habilidades.

Master Coach 180

Potencial


Cada uno de nosotros tenemos un potencial increíble. Pero a veces pensamos como si estuviéramos encadenados o de pies y manos atadas, y nos decimos cosas como eso no es para mí, no puedo etc. Te recuerdo que no eres un árbol, tú puedes moverte dónde quieras, crecer como quieras y cambiarte cómo quieras. Es la mente la que te encadena, lo que piensas y tus creencias son tus cadenas, pero también pueden ser tus alas.

Tu mente puede ser tu peor enemiga pero también tu mejor amiga. Para empezar a desarrollar tu potencial no hay otra que creer en ti mismo. Puedes empezar por recordar que desafíos has logrado. Seguro que hay situaciones del pasado en las que has superado algo difícil o has tenido un desafío que has sabido resolver. La mente tiene la tendencia a recordarte todo «lo peor», lo que has hecho mal etc pero en nuestra mano está recordarnos todo lo que hemos sido capaces hasta ahora, lo valientes que hemos sido etc. Y recordarlo con mucha más frecuencia que los errores, recordar lo valientes que hemos sido, lo que hemos sido capaces de hacer y de cómo a pesar de las diversidades estamos avanzado, esta es una excelente forma de cambiar el foco de tu mente.


Alcanzar tus sueños


Los sueños son un motor increíble de la vida. Cuando soñamos sentimos que todo es posible, nada nos puede detener y que vamos en búsqueda de lo que es para nosotros. La transformación personal te permite hacer ese sueño realidad y ¡que no se quede ahí flotando en las nubes! Si existe en tu cabeza puede existir en la realidad, aunque ahora te parezca que no es para ti.


Es sólo cuestión de empezar a darle forma, de traerlo a tu realidad y de permitirte soñar y no solo soñar, si no también incluir ese sueño tan loco en tu vida, ¿por qué no? Todo empieza en la mente, empieza a sentirlo real. Porque La transformación personal te cambia la vida. Empezar a practicar desarrollo personal sería como cambiar tu mirada. Cuando intentas solucionar las cosas desde fuera lo único que estás haciendo sería algo como ponerte unas nuevas gafas. Y cada vez que tienes un problema hay que corregirlas, arreglarlas o cambiarlas.


Con La transformación personal te puedes quitar las gafas y conseguir una nueva mirada. Muchos nos centramos sólo en las gafas que tenemos y como vemos a través de ellas. O vemos como si tuviéramos una venda en los ojos, como la de los caballos, que solo nos deja mirar en una dirección. Con La transformación personal se te abren un mundo de posibilidades: te quitas la venda de los ojos, miras hacia adelante, atrás y al cielo, hacia abajo y hacia dentro y, muy importante también, te miras desde fuera, como un observador y no te lo tomas todo tan personal. Te conoces, te quieres, te empoderas, te quitas de miedos, dudas y rollos y amas tu vida y lo que haces.

Además, si no trabajas tu transformación personal ante un problema o un desafío puede hacer con que llegues a un punto o a un «lugar» donde no quieres llegar, somos la suma de pequeñas decisiones del pasado que a lo mejor nos parecen insignificantes pero que sin duda pueden marcar una gran diferencia en el futuro.
Por ello, lo que hagas hoy determinará tu futuro.